Periimplantitis. Cuándo regenerar y cuándo explantar.

Muchas han sido las publicaciones haciendo referencia a la periimplantitis, su tratamiento, manejo de tejidos y pronóstico a largo plazo de dichos procedimientos.

La realidad es que la Periimplantitis es el principal factor de pérdida de implantes en comparación con fracturas, deformaciones, malposiciones etc… Y es por eso que si la causa de la periimplantitis no se diagnostica, es probable que volvamos a incurrir en el mismo error y por ende no aprender las razones de su aparición y desarrollo.

La Periodontitis y Periimplantitis tienen en común la presencia de Bacterias las cuales se presentan en mayor complejidad en el caso de la Periimplantitis (JCP 2012, Tatsuro Koyanagi & Cols). Es por eso que cuando decidimos colocar un implante debemos saber y reconocer que los recursos biológicos que éstos presentan son mucho menores que en las piezas dentarias, sumado a que la proliferación bacteriana será de mayor complejidad organizativa que con piezas naturales.

Es de suma importancia que antes de decidir si explantar o regenerar un implante seamos conscientes de su pronóstico a largo plazo y para eso debemos conocer la causa de la aparición de la PI, saber medirla (leve, moderada o severa) y estudiar el entorno en el que nuestro implante se encuentra para poder determinar si el tipo de defecto es potencialmente regenerativo o no. Así mismo, los tejidos que rodean nuestra rehabilitación sobre implantes, al igual que cuando realizamos ROG deben estar en óptimo estado antes de realizar la cirugía regenerativa.

La superficie del implante contaminada dispone de una microsuperficie extremadamente compleja con gran dificultad de asepsia absoluta, con lo que deberemos estudiar en el mercado qué elementos de remoción mecánica son más efectivos a la hora de limpiar la superficie del implante.

La terapia LANAP (Laser Assisted New Attachment Procedure) ha demostrado eficacia en decontaminación de superficies radiculares y promoción de nueva inserción periodontal con lo que también ha sido utilizada su propiedad decontaminante en la superficie de los implantes con buenos resultados.

El área de implante afectada debe ser expuesta a la limpieza ya que de lo contrario, el nicho bacteriano con capacidad proliferativa anaerobia remanente tendrá capacidad de crecer, establecerse y volver a invadir el espacio orgánico con intención regenerativa.

Aquellos biomateriales utilizados deben tener una gran rapidez de transformación a hueso vital con el objetivo de generar hueso maduro lo antes posible y promover la vascularización del mismo sin interferencias. Con lo que la presencia de hueso autógeno en nuestra mezcla de biomaterial acelerará los procesos regenerativos que cuanto antes se lleven a cabo, antes se formará el hueso ausente y menor indice de complicaciones por retardo en su formación.

Es por esto que cuando evaluemos nuestros implantes en condiciones comprometidas, no creamos en milagros, utilicemos la literatura científica, métodos fiables y decisiones definitivas haciendo uso de la balanza riesgo-beneficio con nuestros pacientes y siendo claros en nuestros objetivos.

Visita la Masterclass de Retirada de Implante Osteointegrado donde podrás aprender todas las estrategias de detección, evaluación y técnicas de explantación así como toma de decisiones para un exitoso tratamiento.

 

Deja un comentario

GRATIS

GuÍA DE TRUCOS Y TIPS QUIRÚRGICOS

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue gratis tu guía rápida de trucos y tips quirúrgicos que te ayudará a ser más predecible y evitar complicaciones