6 Claves para una Regeneración Ósea 3D

Tanto los tejidos duros como blandos tienen la habilidad de Regenerar o Repararse pero con el objetivo de lograr lo primero, debemos agrupar factores, que juntos promuevan la intencionada Regeneración sin complicaciones.

1-. Tipo de defecto:

Esto vendría a ser el potencial osteogénico de nuestro hueso receptor, dañado y necesitado de volver a su estado original tras sufrir el trauma o patología. La mayor vascularización proveniente de las paredes remanentes generará una mayor nutrición de nuestro injerto, aportando células pluripotenciales que ayudarán al injerto a integrarse y lograr nuestro objetivo. Con esto es importante saber que primero hay que analizar el defecto y luego tomar la decisión.

2-. Tipo de Biomaterial:

Nunca utilizar un Biomaterial por lo económico que sea. La empresas hoy en día luchan por un sistema de precios que no ayuda a los clínicos a tomar las decisiones adecuadas, con lo que aplica la biología y nunca te la juegues al número más bajo en términos de Biomateriales.

Es importante entender que tanto xenoinjerto como aloinjerto, biomateriales sintéticos y el hueso autógeno poseen diferentes propiedades biológicas y cada uno de ellos trabaja de manera diferente. Incluso en ocasiones la correcta mezcla entre ellos puede beneficiar a ambos si se realiza de manera correcta. Con lo que te recomiendo que conozcas cada uno de ellos de manera correcta para saber cual es la combinación adecuada en cada caso.

3-. Tipo de Membrana: 

Hoy en día tenemos membranas de colágeno, pericardio, Gore-Tex, Titanio que deberás seleccionar en función del tipo de cirugía, de la cantidad de hueso que deseemos regenerar, etc.

Los defectos más severos o atrofias alveolares más acusadas requerirán de una mayor rigidez de nuestro injerto y nuestra membrana. En especial esta última con el objetivo de evitar el micromovimiento de la misma que se transmite a las partículas con su consecuente potencial encapsulación y no integración al hueso receptor.

4-. Fijación de la membrana:

La estabilidad de la membrana será clave en estos dos últimos hechos mencionados.

Podremos chinchetear o atornillar la membrana en función del grosor de la cortical a la que está sujeta, siendo las chinchetas más indicadas en maxilar superior y los microtornillos en inferior. 

Existe una técnica de sutura de membrana perióstica que permite retener y fijar la membrana al periostio sin necesidad en ocasiones de acudir en una cirugía de acceso para retirar las chinchetas o tornillos. En ocasiones estas y estos últimos pueden mantenerse sin necesidad de retirarlas.

5-. Uso de Factores de Crecimiento. Gracias a las propiedades de los FC, estos nos ofrecerán:

-Estabilidad de nuestro injerto gracias a las propiedades aglutinantes.

-Efecto Bacteriostático al acelerar la cicatrización y reduciendo las posibilidades de exposición temprana en casos de dehiscencia.

-Mejora la cicatrización del tejido blando y es de gran utilidad bajo el colgajo sobre la membrana que usemos.

6-. Manejo del paciente:

Vuestro paciente debe ser candidato a recibir este tipo de cirugía regenerativa.

En caso contrario, si éste no lo es, tratar de hacerlo candidato pero siempre evitar grandes fumadores y pacientes diabéticos descontrolados.

Los pacientes periodontalmente comprometidos sin control no deberían formar parte de pacientes que reciban este tipo de tratamientos por su alta incidencia de fracasos.

Visita la Masterclass y echa un vistazo al trailer para comprender las aplicaciones clínicas.

Deja un comentario

GRATIS

GuÍA DE TRUCOS Y TIPS QUIRÚRGICOS

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue gratis tu guía rápida de trucos y tips quirúrgicos que te ayudará a ser más predecible y evitar complicaciones