Qué hacer cuando el Nasopalatino de Scarpa se encuentra en nuestra zona de implantación.

En alguna ocasión nos habremos encontrado que el Nervio Nasopalatino de Scarpa, debido a su localización y tamaño, nos compromete la colocación ideal de nuestro implante.

En 1998 una publicación de Kraut y Boyden demostró que el 4% de los pacientes presentaban una anatomía determinada del Nervio Nasopalatina que dificultaba la posición ideal de nuestro implante.

Sabiendo que trabajar en la zona estética requiere de mantener ciertos criterios de ubicación protésica así como la necesaria presencia de hueso y tejido blando alrededor de nuestros implantes con el objetivo de mantener los volúmenes originales a lo largo del tiempo, qué haremos cuando la presencia del citado nervio nos impida la correcta colocación?

Entendiendo la importancia que tiene la transmisión sensorial de los nervios en la cavidad oral y las complicaciones derivadas de la manipulación quirúrgica de ciertos nervios como el Nervio Dentario Inferior, nos hace pensar que en el maxilar superior habría cierta similitud, pero todos sabemos que no es así…

No solo se ha reportado en la literatura que el Nasopalatino de Scarpa lleva mínimas sensaciones a la zona anterior del paladar sino que sabemos que a pesar de su manipulación, las alteraciones sensoriales son mínimas  y complicaciones derivadas de la manipulación también.

A diferencia del quiste del conducto nasopalatino, también llamado quiste del canal incisivo, el cual es un quiste intraóseo embrionario situado en la línea media de la parte anterior del paladar, derivado de los islotes de epitelio remanentes después del cierre del conducto nasopalatino embrionario.

Según publicaciones, el Conducto Nasopalatino suele tener un diámetro que va de 1,5 a 9,2mm (Mirawa et al 2004) y los diferentes abordajes quirúrgicos han planteado la colocación inmediata de nuestra fijación o diferida en función del volumen óseo de la cresta teniendo en cuenta que el recorrido del Nervio Nasopalatino recorre desde el piso nasal y junto con la rama terminal de la arteria nasopalatina, atraviesan los canales incisivos para fusionarse y dar sensación a la zona anterior del paladar.

Con respecto a qué hacer quirúrgicamente con el Nervio Nasopalatino de Scarpa, el uso de fresas y curetas para su retirada o el desplazamiento del mismo hacia apical por medio de efecto compresivo ha reportado buenos resultados, contemplando la regeneración del conducto por biomateriales de diferente origen.

Puedes ver la Masterclass del Dr Javier Mayor Arenal en la cual la Toma de Decisiones en Cirugía Regenerativa Parte 2 nos habla del protocolo a seguir en situaciones similares.

En los casos de remoción completa o parcial del injerto y obliteración del conducto se evidencia una completo cierre del mismo en su reentrada y en los casos de desplazamiento apical se ha observado un estrechamiento del mismo.

 

Deja un comentario

GRATIS

GuÍA DE TRUCOS Y TIPS QUIRÚRGICOS

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue gratis tu guía rápida de trucos y tips quirúrgicos que te ayudará a ser más predecible y evitar complicaciones