Defectos infraóseos. Estamos tratando el verdadero problema? -El saber cómo para ganar en predictibilidad

Uno de los problemas más comunes que cometemos en Odontología es la manera en la que enfocamos nuestro plan de tratamiento.

Podemos planear múltiples planes de tratamiento pero solo un y único diagnostico nos dará la respuesta a estabilidad y predictibilidad a largo plazo.

Este problema puede ser aplicado a cualquier especialidad odontológica que tengamos hoy en día.

Por ejemplo, si somos ortodoncista y hemos alineado pero no hemos resuelto el aspecto oclusal del paciente confiriendo una estabilidad y balance adecuado nos enfrentaremos a una oclusión no estable con posible recidiva y tratamiento inadecuado.

Lo mismo ocurre en Periodoncia e Implantología. Si enfocamos nuestro plan de tratamiento en resolver lo visible sin entender el origen que lo ocasionó, caeremos en el error de no solo tener buenos resultados a corto plazo únicamente sino a exponernos a potenciales problemas que se desarrollarán en un futuro agravando la situación inicial.

Si observamos la imagen superior derecha observaremos que el implante presenta una perdida de hueso marginal localizada con patrón de pérdida ósea mesial. En este caso la gran parte del implante se presenta osteointegrado y su preservación es lo indicado, ahora bien, detener su avance es mandatorio para no empeorar el pronóstico. 

Pero la pregunta es:

Cuál fue la causa de la perdida?

La respuesta la tenemos en la misma radiografía que nos muestra el problema. Incluso asumiendo que la perdida de hueso marginal sobre implantes o aparición de defectos infraóseos sobre piezas dentarlas o incluso la aparición de recesiones tiene una razón multifactorial debemos localizarlas y eliminarlas antes de realizar el procedimiento. 

En este caso la razón es un margen abierto como podéis comprobar en la imagen inferior del Blog, ese margen abierto promueve la impactación de alimentos y la proliferación bacteriana con lo que se desarrolla la aparición de un foco infeccioso con progresión hacia tejidos circundantes.

En este caso en cuestión, tras el tratamiento contra la periimplantitis del que hablaremos en otro blog, la corona cementada en otro centro no se pudo retirar para añadir porcelana y la pieza adyacente tampoco pudo extender su prolongación distal ya que generaba una zona de difícil acceso a la limpieza con lo que el paciente mantuvo una correcta higiene desde entonces en esa zona para asegurar la estabilidad del tejido hasta entonces ignorante de la situación.

De esto trata Dental Surgery Channel ®, de que no solo se explique CÓMO se realizan los procedimientos pero aún más el POR QUÉ se realizan de determinadas maneras. El conocimiento nos asegura el éxito y estabilidad esperado a largo plazo.

 

   

1 comentario en “Defectos infraóseos. Estamos tratando el verdadero problema? -El saber cómo para ganar en predictibilidad”

Deja un comentario

GRATIS

GuÍA DE TRUCOS Y TIPS QUIRÚRGICOS

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue gratis tu guía rápida de trucos y tips quirúrgicos que te ayudará a ser más predecible y evitar complicaciones